Sospecha de ti mismo si llegas demasiado a prisa a las conclusiones. Hay método en la locura. Hay verdades en una cáscara de nuez.

p-metodologiaEl método a seguir dependerá de la investigación específica que se nos encargue. “El caso” siempre requerirá investigación in situ, por lo que se precisará de un lugar donde instalar la agencia portátil. El tal lugar podrá tener o no relación con el caso (aunque de todos modos, pensamos que cualquier espacio que contenga una historia, tiene un caso a resolver), y si la tuviese, será probablemente el escenario para desarrollar y mostrar el resultado de las investigaciones al final del proceso.

Las piezas construidas serán el resultado de estas investigaciones, partiendo de las declaraciones de algunos de sus implicados, seguiremos las pistas de su particular patrimonio material, y pondremos la atención en las micro-experiencias que lo relatan para buscar transmitir desde él, la diversidad de imaginarios que co-existen en cada sitio.

Los espacios de instalación de la agencia podrían ser por ejemplo un antiguo negocio ya clausurado, un local o vivienda que se cerró y quedó intacto, un colmado o un taller de algún oficio todavía en activo que se vuelve “cómplice” de la pieza, un sótano, un solar, etc. Somos una agencia flexible, capaz de adaptarse al espacio más inverosímil.

Cada caso representa para nosotros, la oportunidad para pensar a fondo la naturaleza particular de cada tipo de objetualidad, según el tipo de vínculo que tiene con las personas, sus hábitats, y los detalles de su materialidad propiamente dicha.

Así entonces, vemos la Agencia como un contenedor que registra, analiza y almacena datos materiales, que con el paso de los casos, constituyen un pequeño archivo de objetos. Éste se va formando con el OBJETARIO.