Retazo de existencia arquitectónica que pese a todos los cambios urbanísticos e históricos que ha padecido el espacio, sobrevive y sufre el impacto del tiempo de manera gradual sobre su superficie, sin por ello ser removido. Resiste a la gentrificación como baluarte imperceptible que testifica las vivencias de generaciones anteriores, y representa una leyenda viva. Todas las ciudades están llenas de este tipo de objetualidades.

Objetario Objetos arquitectónicos

Las baldosas del taller de herramientas


Los fragmentos de baldosas cuasi invisibles que sobreviven afuera de un estanco de Girona, mismos que pertenecían a lo que fue un taller de construcción de herramientas de los Ensesa en los años veintes. Nosotros llegamos a esta localización gracias a los relatos que nos contó el recién fallecido restaurador de metales Joan Ensesa, parte de esta familia. (Forma parte de las investigaciones de nuestro caso resuelto Primer álbum).

Objetario Objetos arquitectónicos

El escalón de las trabajadoras sexuales

 

escalon-raval

El escalón de una portería en el que esperaban las trabajadoras sexuales, ubicado en un edificio de la Rambla de Barcelona, cerca del Carrer Arc del Teatre. Es un escalón en el que sus zapatos de tacón han dejado su rastro hundido en la piedra, tanto debió de ser su uso. Para quienes lo saben (ya que no se trata propiamente de una atracción para turistas), evoca los tiempos más activos de prostitución por la que se distinguió el barrio, y permite hacer una reflexión en torno a los modos en los que se ha transformado en el tiempo presente. (Forma parte del caso abierto El barrio chino de Barcelona a través de sus objetos).